Confían en que se estabilice la presencia del oso pardo en los montes de Lugo

xoves 20 novembro 2008

 Palomero hizo esta apreciación tras la firma de un convenio de colaboración entre la consellería de Medio Ambiente y la Fundación Oso Pardo para la educación ambiental de escolares.

Sobre la asentamiento del oso, especialmente en los Ancares gallegos, Palomero, constató como en los últimos años "estamos viendo que un mínimo de tres ejemplares de oso se mueven por los montes, sobre todo, de Cervanes y Navia de Suarna, llegando hasta los montes de Courel y otros municipios limítrofes".

El presidente de la Fundación expresó la "esperanza" de que cada vez se muevan "más osos" por este territorio, al existir una hembra criando en la parte de los Ancares leoneses.

"Cuando hay una osa criando, alrededor de ella se forma una revolución de machos que vienen a ver si sigue la osa por allí, y las hembras jóvenes se quedan en territorio materno y los machos jóvenes se dispersan más, con lo que esa presencia está ahí, ya", subrayó.

Palomero, hizo hincapié en que la hembra ya tuvo dos camadas, lo que contribuirá, reiteró, a generar núcleo y facilitar una presencia "cada vez más activa y habitual de osos en Galicia".

La situación es tal, que Palomero ya reconoció que no hay ninguna estación del año en la que no se encuentre algún rastro o indicio de visitas de osos en Galicia.

Aunque la osa reproductora está asentada en los Ancares leoneses, este año llegó a estar "muy cerca" de la frontera con Lugo, cuando tuvo tres crías y hace dos año incluso se pudo controlar el rastro en la provincia lucense cuando tuvo otra camada.

"Lo que pasa es que ahora le gusta más León, pero esperemos que a alguna de sus hijas le gusten los montes gallegos que son tan buenos de hábitat como los leoneses", bromeó.

El naturalista se congratuló de la persecución judicial que se anuncia por parte de la fiscalía en Galicia contra los cebos con veneno y lamentó como en la última década, en la cornisa cantábrica, hubo 7 osos afectados por venenos y en Galicia se perdió uno, por este mismo motivo hace unos 10 años.

"Es un tema que nos preocupa, porque se trata de una cuestión que puede crear una auténtica masacre y una catástrofe natural enorme", puntualizó.






os comentarios foron deshabilitados.