Críticas del Gobierno chileno a Aznar por su apoyo al candidato derechista

xoves 15 xaneiro 2009

Durante su estancia en Chile en un ciclo de conferencias con la FAES, José María Aznar compartió una cena con el partido derechista Alianza con Chile y deseó volver al país para visitar a Sebastián Piñera, candidato a las presidenciales de la formación, a quien deseó suerte en los comicios que se celebrarán el próximo mes de diciembre. El Gobierno de centro izquierda ha lamentado esta manifestación y ha ironizado recomendando a los ciudadanos que lean el discurso de Aznar sobre la crisis económica “para que sepan con la chichita con se están curando” (con quien se están relacionando) si votan a Piñera.

"Wall Street y cuatro Madoff"
Durante una cena con jóvenes dirigentes latinoamericanos, Aznar aseguró que “cuanto más libertad, cuanto más mercado, cuanto más comercio, cuanta más transparencia y responsabilidad haya, antes se saldrá de la crisis”. En este sentido, el portavoz del Gobierno chileno, Francisco Vidal, ironizó: “Si la receta para enfrentar la crisis es más mercado y menos Estado, ¿se imaginan? O sea, Wall Street y cuatro Madoff en el gabinete”, en referencia al fraude de 50.000 millones de dólares en EE.UU.

Aznar, "fuera de la política real"
Hasta ahora, Aznar y los populares españoles se habían posicionado más a favor del partido Democracia Cristiana, que forma parte de la coalición actual de Gobierno. Su senador Jorge Pizarro declaró a la prensa local que Azanr “es un personaje que está fuera de la política real, tanto española como latinoamericana”, y apuntó que “se ha transformado en un gurú errante de la derecha que anda con el rumbo perdido”.

¿Vuelta de la derecha a Chile?
Además, advirtió que “no se puede caer en la política ramplona de apoyar a quien se crea con posibilidades de ganar”, en alusión a que Piñera se destaca como el candidato favorito en la mayoría de las encuestas. Si el empresario chileno, cuya fortuna asciende a más de 1.300 millones de dólares, gana los comicios, supondría la vuelta al poder de la derecha de manera democrática después de 50 años y el fin de la hegemonía de la Concentración Democrática, que gobierna en Chile desde 1990, tras el fin de la dictadura del derechista Augusto Pinochet.
 

 

 

ELPLURAL.COM







os comentarios foron deshabilitados.