Entrevista con Jorge Perugorría:"Que un concierto a favor de la paz despierte tanta guerra por la sencilla razón de que se celebre en Cuba, es totalmente absurdo"

luns 31 agosto 2009

Jorge Perugorría es probablemente uno de los actores cubanos más reconocidos fuera de nuestras fronteras. Para los nacidos en la Isla es el Diego de Fresa y Chocolate, pero su interpretación del ciego en Guantanamera o su protagónico en El cuerno de la abundancia constituyen personajes memorables en la historiografía del cine nacional. Su filmografía también es abundante en proyectos trascendentes con directores extranjeros: Che, el argentino, y Guerrilla, cuentan entre los más recientes. Acostumbrado a rodar en diversos escenarios fuera de Cuba, Perugorría comenta para La Jiribilla lo que puede significar en nuestro país en términos de intercambios culturales “siempre enriquecedores”, el anunciado concierto del proyecto Paz sin Fronteras en La Habana el próximo 20 de septiembre.

 

Por estos días es noticia el concierto que Juanes planea ofrecer en La Habana, en el cual participarán representantes de diversas tendencias y géneros musicales. Para un actor como Jorge Perugorría, acostumbrado a rodar con directores y colegas de diferentes países, ¿qué trascendencia pueden tener los intercambios entre las diferentes culturas?

Los intercambios culturales son siempre enriquecedores tanto para el público, como para el creador, este concierto que ofrecerá Juanes y sus invitados en La Habana será un regalo para los seguidores de su música que van a poder disfrutar de su arte en vivo. 

El concierto, que forma parte del proyecto Paz sin Fronteras, ha levantado revuelo y acciones intimidatorias contra el músico colombiano en los grupos de ultraderecha de Miami. ¿Qué opinión merecen estos hechos de romper discos y amenazar de muerte a hombres del arte y la cultura? ¿Por qué puede molestar tanto un evento en favor de la Paz?

Que un concierto a favor de la paz despierte tanta guerra por la sencilla razón de que se celebre en Cuba, es totalmente absurdo. Esta actitud de intolerancia es reprochable en Miami o dondequiera que ocurra, romper discos y amenazar de muerte a un artista, desacredita y pone en ridículo una vez más ante el mundo, al sector más extremista y oportunista del exilio cubano.

Aún no se han apagado los ecos de las tres películas en las que más recientemente ha participado (El cuerno de la abundancia, Che, el argentino y Guerrilla) y ya Jorge Perugorría anda inmerso en una nueva filmación. ¿En qué consiste el nuevo rol y cuándo lo podremos ver nuevamente en pantalla?

A finales de septiembre comienzo a rodar junto a Vladimir Cruz, Afinidades, un guión escrito por él, basado en la novela Música de cámara, de Reinaldo Montero, vamos a codirigir y actuar, será nuestro primer largometraje como directores y esperamos estrenarlo en 2010.

Luego de la partida de Humberto Solás, fundador del Festival del Cine Pobre, usted es una de las personas que ha luchado por la permanencia de este espacio, ¿cuáles son los pronósticos para la edición del próximo año?

Los pronósticos son que el Festival siga creciendo y que siga recibiendo el apoyo de todos los creadores cubanos como lo han hecho hasta ahora inspirados por Humberto y por el cariño del público de Gibara.

En el 2008, luego del paso de un ciclón tropical por Gibara, donde se realiza cada año el Festival del Cine Pobre, usted convocó a los artistas plásticos a enviar obras para realizar una subasta y brindar las ganancias a la reconstrucción de la ciudad, ¿cómo percibe Perugorría el compromiso del artista con la realidad que lo circunda?

Veo el arte de la creación como un acto de sinceridad y en ese sentido el compromiso primero es con uno mismo, si uno está comprometido con uno mismo como individuo, el resultado ya tiene una implicación social donde lo más importante es la honestidad ante la realidad que lo circunda. 

Fuente: http://www.lajiribilla.cu/2009/n434_08/434_11.html







os comentarios foron deshabilitados.