La 'berlusconada' machista de Núñez Feijóo

venres 26 marzo 2010

Feijóo se ha disculpado por su berlusconada. Mejor dicho, ha asegurado que acepta las críticas a la machada machista de hace unos días, cuando en una cena benéfica por las víctimas del terremoto de Haití le tiró los tejos (de broma, aunque es lo de menos) a una joven actriz presente en el restaurante santiagués que albergó el acto. Allí se citó, previa convocatoria de varias asociaciones juveniles, un nutrido grupo de jóvenes —y no tanto— entre los que se encontraba la mentada, María Mera.

El PP dijo que todo se reducía a una anécdota (resumida: el señor Feijóo tiene prisa porque ha quedado con ella para tomarse unas copas; todavía no se la ha llevado al huerto, pero está en ello) y el BNG, que nanai. "La trata como un objeto sexual". Los populares gallegos insisten en que se trata de una broma (nos quedamos más tranquilos; su pareja, más) y los nacionalistas repiten que da un mal ejemplo. En cuanto a los comensales, el vídeo que registró el momento (eliminado por su autor y subido de nuevo a Youtube por Galicia Confidencial) refleja la poca gracia que le hizo a algunos. "Es un payaso", se escucha. "Un sinvergüenza".

Primero: el rijoso chascarrillo de Feijóo, rollo Berlusconi, es machista. Vuelta de tortilla: Corina Porro (o Teófila, o Rita) acelera su intervención porque le ha prometido a Martiño Rivas que después del coñazo de cena se van a tomar unos cacharros a la taberna de enfrente. No termino de verlo.

Además del ramalazo machista, Feijóo, como presidente, barrió para casa

Segundo: el Partido Popular habla con la actriz y ésta le asegura, según fuentes de la formación, que le ha sorprendido "que se haya dramatizado de esa forma". Sigue siendo un desliz sexista.

"Lejos de sentirse ofendida", insisten los conservadores, "se lo tomó a broma". Como si lo recibe como un halago. Es machista.

Tercero: Feijóo considera que era un acto "distendido" y acepta "totalmente y absolutamente las críticas que se hagan" en él. La segunda que podría hacérsele responde al contenido de su discurso. Si la Noche Solidaria con Haití, abierta a todo el mundo, ha sido convocada por varias asociaciones juveniles de Galicia y en el cartel no constan siglas ni logotipo de ningún partido político, ¿por qué Feijóo ensalza las virtudes de las novas xeracións del PP y carga contra la chavalada del PSOE y del BNG?

Cuarto: Feijóo iba en condición de presidente de la Xunta, no de presidente del PPdeG. No procede, pues, acusar a la juventud nacionalista de imponer el gallego y abundar en el insulto; ni dejar caer que sus homólogos socialistas están enchufados en el Ministerio. Porque, si un chaval se apunta a la cena para colaborar con su ayuda a las víctimas del terremoto, no tiene porque soportar un mitin machista, insultante e injurioso. Podría ser mujer, votar al PSOE y currar codo con codo con el señor ministro por méritos propios, vía oposición o experiencia profesional demostrada, ¿no?


Quinto:
el presidente conoce o debería conocer el luto impuesto por la carretera. Jóvenes que se desplazan de una localidad a otra en busca de marcha. El regreso a casa, la influencia del alcohol al volante, los accidentes. Por eso, como se le hace tarde y tiene que irse por motivos de agenda, propone montar en el futuro "una fiesta de verdad"  (mientras, se trabaja a la actriz, a ver si cae) hasta las seis de la mañana.

Si era una cena benéfica apartidista, ¿por qué se ceba con  los jóvenes que no votan al PP?  

Promete, además, empalmar las copas con el chocolate con churros. El ejemplo no es muy edificante. Sobre todo, argumenta la oposición, si sale de la boca de "un político de alto nivel".

Además de Feijóo, en el acto (al que acudieron cargos del PP gallego) también intervino el director xeral de Xuventude: estaría bien conocer su opinión al respecto, si predica con la propuesta del jefe.

En sexto y último lugar, nada mejor que las imágenes que acompañan estas líneas para hacerse una idea de la arenga: la chavala de la tele, los socialistas trifásicos, la bloquerada echada al monte lingüístico, el no corras, Feijóo y el mitin entendido como digestivo ante una parroquia ¿convencida? Los compañeros de mesa del responsable de la grabación del vídeo no parecen estar por la labor del presidente de la Xunta, que se olvidó de cambiar el traje y la corbata por el mono de faena.

FUENTE: http://www.publico.es/espana/303109/feijoo/cena/benefica/noche/solidaria/haiti/machista/presidente/xunta/galicia/nuevas/generaciones/pp






os comentarios foron deshabilitados.